Imágenes    Sala de Prensa    Eventos    Personas & Ideas    Foros    Vínculos    Mercado del Valle    Tiempo Libre    Suscripciones 


El Mercurio: El aeródromo de Buin es sólo una alternativa parcial a Cerrillos - 27/04/2004 (Texto Original)

La nueva pista se levantará en diez meses para aeronaves de hasta 5.700 kilos, como avionetas mono y bimotor, aviones medianos, pequeños jet a reacción y helicópteros.

ELIA SIMEONE

Aunque en su defensa se esgrimió que será una real alternativa al cierre del aeródromo de Los Cerrillos, la pista que se construirá en Buin no tendrá la capacidad para recibir naves de gran tamaño, como aviones cuadrimotores, entre ellos los cargueros militares, como los Hércules C-130, y los que sirven diariamente las rutas aéreas comerciales.

El proyecto de Buin contempla la operación de aeronaves de hasta 5.700 kilos (12.500 libras), lo que incluye avionetas mono y bimotor, aviones medianos, pequeños jet a reacción (turbo-fan) y helicópteros.

Esto fue confirmado en la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), en la cual se recordó que esta entidad se pronunció positivamente sobre el proyecto en 2002 desde el punto de vista de operación aeronáutica, de seguridad y del área.

"Determinamos que no había inconveniente para este proyecto que se presenta como un aeródromo privado, de uso público. Además, la propia pista, de sólo mil 200 metros por 23 metros, no está habilitada ni por el largo ni por el ancho para recibir a naves de más de 5.700 kilos", se dijo en la DGCA.

El aeródromo de Los Cerrillos tiene sus días contados. La autoridad de Vivienda dio como plazo fatal diciembre de este año, pues desea construir en su lugar un megaproyecto inmobiliario, que se ha llamado la "nueva Ñuñoa".

Aunque no era de uso frecuente, la pista de este terminal permitía el aterrizaje y despegue de aviones de mayor envergadura, como los Hércules C-130 y naves comerciales.

La capacidad nominal del nuevo aeródromo es de 85 mil operaciones anuales. Pero en el primer año está previsto que éstas sean sólo de 35 mil.

Permitirá vuelos nacionales y el nuevo terminal también apuntará a operadores heterogéneos, como clubes aéreos, Eteas (empresas de maestranza de mantenimiento de aviones), entidades comerciales, privadas e institucionales (unidades aéreas policiales).

Apuran partida

Su construcción comenzará lo antes posible. Fue la mayor certeza sobre la fecha definitiva que se obtuvo ayer en fuentes ligadas a los inversionistas.

La inversión es de US$ 10 millones y se desarrollará en cuatro fases, estimándose que la primera se completará en diez meses. Aquí se levantarán la pista, calles de rodaje, losa de prueba, torre de control, algunos hangares, estacionamientos, sistemas de agua potable, combustible y eléctrico.

CONSTRUCCIÓN

NUEVA PISTA: Estará lista en diez meses y será de mil 200 metros de largo por 23 metros de ancho.





Volver Índice Noticias