Imágenes    Sala de Prensa    Eventos    Personas & Ideas    Foros    Vínculos    Mercado del Valle    Tiempo Libre    Suscripciones 


Un aeródromo que no despega...ni despegará - 15/03/2004

Silos de Nazareno,propulsores de un proyecto de Aeródromo en la comuna de Buin, acaba de presentar un segundo Adenda con nuevas correcciones respecto de su propuesta original, que busca responder los múltiples cuestionamientos que ha formulado, ya en dos oportunidades y después del rechazo del proyecto por parte de la COREMA, la autoridad ambiental a este proyecto.

En septiembre del año 2002, los inversionistas anunciaron que el proyecto se inauguraría en marzo del 2004; después se refrendó que en abril de este año se iniciarían las obras.

A la luz de lo que ha sido el trámite del proyecto hasta hoy, aún no existe una fecha clara para la obtención de los permisos y el tenor de las respuestas de los proponentes a los requerimientos de la autoridad ambiental permite visualizar un tercer Adenda, por lo que aún falta mucho para una aprobación definitiva.

La Conama ha formulado más de 100 observaciones y cuestionamientos sobre el impacto ambiental de este proyecto, que aún no logran ser respondidas adecuadamente por parte de los proponentes. Es notorio que aún la Autoridad ha requerido aclaraciones respecto de la Descripción del Proyecto, el que aún no ha sido adecuadamente descrito por los Titulares para que los evaluadores de los servicios públicos puedan analizar sus impactos.

Algunas de nuestros comentarios sobre este largo proceso de preguntas y respuestas a la CONAMA son:

1) La comunidad afectada por el proyecto fue engañada. Se dijo en el estudio de impacto ambiental (EIA) que no había impacto acústico y después se reconoce en el Primer y Segundo Adenda que éste es “alto, negativo, irreversible, discontinuo y directo”.

3) En el Primer Adenda se establecen medidas de mitigación de ruido para un colegio y luego en el Segundo Adenda se retiran. Todas las medidas de mitigación de ruido que habían

4) El art 16 de la ley de Bases del medio Ambiente establece que un proyecto se puede aprobar si presenta medidas adecuadas para hacerse cargo de sus impactos, lo que no sucede en este Proyecto.

5) Como ejemplo de la desidia en las respuestas que ha formulado la Autoridad, se destaca que se le pidió a los proponentes un Plan de Emergencia en materia de manejo de daños ambientales provocados por derrame de combustibles y otros materiales peligrosos dentro y fuera del aeródromo, lo cual simplemente no fue entregado en este segundo adenda. Este es un tema sensible para la comuna, considerando que han ocurrido dos accidenttes de este tipo en las últimas semanas

6) Los proponentes del proyecto hablan del cierre del Aeródromo de Tobalaba como si eso fuese un dato de la causa; y es más, disponen de la contaminación que éste genera (emisiones) para decir que ello compensaría los impactos de su Proyecto. Cabe señalar, al respecto, que la única forma de “hacerse” de las emisiones de otros emisores para evitar compensar las propias, es acreditando su propiedad, lo que tampoco realizan.

En definitiva, resulta claro que los proponentes del proyecto pretenden obtener su aprobación sin cumplir los requisitos mínimos que se solicitan en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental a otros proyectos, lo que se traduciría no sólo en un incumplimiento de la Ley de Bases del Medio Ambiente, sino también en competencia desleal frente a otros inversionistas, al poder realizar el proyecto sin incurrir en los costos que otros deben pagar para realizar los suyos, y afectando además la salud y los derechos de los ciudadanos que se encuentran en su área de influencia.

El proyecto se encuentra, en definitiva, aún en etapa de evaluación de impacto ambiental, trámite que se inició en octubre de 2002.

En julio de 2003, el Consejo de Ministros de CONAMA decidió invalidar la Resolución de Calificación Ambiental de la COREMA Nº 035/2003 del 21 de enero de 2003 que rechazaba el proyecto.

Posteriormente, en Agosto de 2003, la CONAMA RM solicitó un primer adenda para que Silos de Nazareno respondiera la serie de cuestionamientos e inconsistencias que llevaron al rechazo al proyecto.

No satisfecha con esta respuesta, la autoridad pidió, en enero de 2004 un Segundo Adenda, que se presentó el 27 de febrero de 2004 y que tampoco responde a las inquietudes formuladas.





Volver Índice Noticias