Imágenes    Sala de Prensa    Eventos    Personas & Ideas    Foros    Vínculos    Mercado del Valle    Tiempo Libre    Suscripciones 


Agricultura y Transelec se oponen a "remozado" proyecto de aeródromo en Buin (El Mostrador, 31 de diciembre 2003) - 02/01/2004

La seremi de Agricultura presentó su negativa a la instalación del terminal aéreo ante la Conama RM alegando que el suelo de la zona es de alta prioridad para el desarrollo del sector. Sostiene, además, que los promotores de la iniciativa vulneraron el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental al presentar antecedentes anexos.

Un nuevo rechazo a la instalación del aeródromo San Gregorio en la comuna de Buin presentó la secretaría regional ministerial de Agricultura en el marco de la entrega de opiniones a la Comisión Nacional del Medio Ambiente de la Región Metropolitana (Conama RM) sobre ese controvertido proyecto.

Agricultura rechaza el proyecto ya que el terminal se emplazaría en tierras de alta prioridad agrícola, lo que implica “la perdida y degradación del recurso suelo en toda el área del proyecto”.

El ministerio alega que, según la modificación hecha al Plan Regulador Metropolitano en 2003, los proyectos que ocupen áreas de interés silvoagropecuario exclusivo “no podrán afectar suelos de alta prioridad agrícola”. Estos últimos se determinarán considerando, entre otros, los criterios de uso actual del suelo, calidad y disponibilidad de agua para riego, capacidad de uso de suelo, ausencia de actividades contaminantes, inversiones públicas y privadas.

La empresa que promueve el proyecto, Silos de Nazareno, entregó a comienzos de diciembre una adenda (informe anexo a las objeciones realizadas por los servicios públicos) en la que respondió a los reparos. En ella, los promotores alegaron que la iniciativa no tiene problemas desde el punto de vista ambiental. Se argumentó, además, que la aprobación es útil para resolver la carencia de terminales aéreos en la región, lo que se profundizará con el cierre del aeródromo Cerrillos, previsto para diciembre del 2004.

El proyecto sería votado en los próximos meses en la Comisión Regional del Medio Ambiente (Corema) integrado por los seremis de Transportes, Vivienda y Obras Públicas, y la Superintendencia de Servicios Sanitarios y CONAF, entre otros organismos.

La seremi de Agricultura presentó hace pocos días un informe en el que detalla que el titular del proyecto presentó antecedentes y anexos no incluidos en el informe original, lo que “vulnera” el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA). En particular, la repartición esgrime que de acuerdo al reglamento, una vez entregado el estudio o declaración de impacto ambiental no se acepta la inclusión de capítulos, anexos u otros antecedentes que hubieren quedado pendientes.

Tras la nueva presentación, la secretaría regional de Agricultura señaló que la firma Silos de Nazareno, además de presentar nuevos antecedentes y anexos, modificó los informes originales, lo que implica que el último estudio debió haber sido presentado como un “nuevo proyecto a evaluar”.

El estudio ambiental de la iniciativa se elaboró originalmente el 2002 y fue rechazado por la Corema a finales de ese año. Luego, Silos de Nazareno presentó un reclamo ante el Consejo de Ministros de la Conama, entidad que resolvió que se debía reevaluar la propuesta debido a errores de procedimientos cometidos por la Conama RM en perjuicio de los inversionistas.

Eléctrica teme riesgo

La empresa Transelec mostró en un oficio su “preocupación” por la probable instalación de un aeródromo San Gregorio, puesto que allí “se emplaza la subestación Alto Jahuel considerada por la empresa como estratégica”.

La compañía afirmó que su deber es mantener las instalaciones eléctricas “en óptimas condiciones de funcionamiento, por lo tanto, libre de cualquier riesgo que puede amenazarlas”.

Las aprensiones de la firma se relacionan con la posible caída de una aeronave en alguna estación o en el tendido eléctrico que abastece de suministro a gran parte de la región. La estación Alto Jahuel es el único punto de interconexión entre los sistemas al norte y sur de Santiago. Cuando se presentó el proyecto el año 2002, la firma de San Gregorio alegó que las naves nunca sobrevolarían este tendido, por lo que el temor de la empresa eléctrica era infundado.





Volver Índice Noticias