Imágenes    Sala de Prensa    Eventos    Personas & Ideas    Foros    Vínculos    Mercado del Valle    Tiempo Libre    Suscripciones 


Aeródromo de Buin intenta despegar (El Mercurio, 4 de nov. 2003) - 05/12/2003 (Texto Original)

Nueva pista y 70 hangares estarían listos en diez meses. Ello permitiría subsanar el cierre de Los Cerrillos en diciembre de 2004.

El proyecto del aeródromo de San Gregorio, en Buin, volvió a la pelea, presentando un cuantioso expediente que busca responder y despejar las múltiples objeciones que la iniciativa levantó en diversos servicios y organismos públicos.

En la nueva presentación ante la Comisión Nacional del Medio Ambiente de la Región Metropolitana, se afirma que el proyecto no tiene objeciones válidas desde el punto de vista ambiental, que ayudará a resolver la carencia de aeródromos en la capital y que se inscribe en la lógica de soluciones privadas para los problemas públicos.

Los titulares de la obra, asociados en Los Silos de Nazareno, confían en que ahora lograrán la venia ambiental que necesitan.

Proyectan que si se tramita rápido la autorización, podrían estar operando casi al mismo tiempo de que se decrete el cierre definitivo de Los Cerrillos, previsto para diciembre del próximo año.

Con la presentación se subsanó una falla de forma en que había incurrido este organismo, el cual no permitió que Los Silos pudiera responder a la serie de objeciones, dudas y petición de aclaraciones que formularon más de 30 servicios.

Ahora, la adenda (presentación que responde a todas dichas inquietudes) deberá ser reenviada a dichos organismos. Éstos tienen como máximo quince días para dar su opinión definitiva. Dentro de un plazo que va desde uno a tres meses, más o menos, se debería presentar el proyecto nuevamente a la Comisión Regional de Medio Ambiente (Corema), la que decidirá si da o no el vamos ambiental a la obra.

En la presentación se incorporan nuevos estudios y complementos a los ya realizados.

Una de las estrategias de la defensa del proyecto es desvirtuar que gran parte de los reparos sean en sí falencias ambientales.

Así descartan que sean consideraciones ambientales las relativas a la calificación técnica del aeródromo, la seguridad de los vuelos y tampoco las especulaciones sobre presuntos impactos en los valores de las propiedades contiguas al futuro aeródromo formuladas por algunos vecinos.





Volver Índice Noticias