Imágenes    Sala de Prensa    Eventos    Personas & Ideas    Foros    Vínculos    Mercado del Valle    Tiempo Libre    Suscripciones 


CORFO impulsa ambicioso programa vitivinícola en el Valle del Maipo - 25/01/2006

Incentivar la formación de recursos humanos, definir un programa tecnológico y establecer redes de cooperación para la formación de un futuro Cluster del Vino en la zona central de Chile son las principales tareas que se ha impuesto el Programa Territorial Integrado (PTI) Vitivinícola del Valle del Maipo, de CORFO, presentado oficialmente en San Bernardo a las empresas del rubro y autoridades locales.

El objetivo de la iniciativa, a cinco años, es desarrollar y consolidar la industria del vino de la Región Metropolitana como parte de una estrategia global de mejoramiento de la competitividad de los vinos chilenos, mediante la integración de los diversos instrumentos de fomento disponibles, tanto de CORFO como de otros organismos, y la articulación de los esfuerzos públicos y privados que, en este mismo sentido, la entidad lleva adelante en las regiones de O´Higgins (PTI Colchagua Tierra Premium) y Maule (PTI Vinos de Chile 2010).

Se busca coordinar e impulsar las acciones necesarias para que los vinos del Valle del Maipo sean distinguidos por su calidad, por las características de sus “terroirs”, por la calificación de los recursos humanos y por sus procesos productivos respetuosos por el medio ambiente.

Las líneas de acción de este programa derivan del informe “Prospectiva Chile 2010: producción y exportación de vinos” y de tres estudios de base realizados especialmente para el efecto: “Cadena de valor de la industria vitivinícola del Valle del Maipo y zonas aledañas”, “Estudio para el desarrollo de un programa de innovación en la industria vitivinícola” y “Proyecto de Centro de Formación Técnica del Vino”. Otro insumo importante fueron las conclusiones del seminario efectuado en junio pasado con cerca de un centenar de representantes de los principales gremios y empresarios vitivinícolas, autoridades del gobierno provincial y alcaldes de la zona, junto con ejecutivos de CORFO y de los PTI vitivinícolas de las regiones de O´Higgins y Maule.

Primeras actividades

En materia de capacitación del sector laboral y empresarial, durante este primer año de ejecución se trabajará para sentar las bases de un Centro de Formación y Capacitación Vitivinícola en la zona; en la difusión de los estudios de base realizados en el marco de este programa; en el levantamiento de ofertas y atracción de inversiones en el área de capacitación y formación en el territorio del Valle del Maipú, y en la prospección a zonas vitivinícolas con experiencia en el tema y seguimiento de los convenios de asistencia adquiridos con centros internacionales (Montpellier y Bordeaux).

Para la definición de un programa tecnológico, se contempla la formulación de un proyecto que caracterice los “terroirs” del Valle del Maipo, junto con la transferencia de investigación relevante, entre otras actividades.

En cuanto al desarrollo de redes de cooperación, en este primer año de ejecución se considera coordinar con los otros PTI vitivinícolas la realización de acciones conjuntas para la conformación de un futuro Cluster del Vino, mediante proyectos que potencien la producción vitivinícola en aspectos medioambientales, logística, cadena de valor, turismo y otros. También se impulsará la concreción de turismo enológico en el Valle del Maipo e iniciativas tendientes a implementar sistemas de control de calidad y mejoramiento y conservación del medio ambiente.

El sector vitivinícola del Valle del Maipo

La superficie de vides para vinificación en la Región Metropolitana de Santiago alcanza las 10.528 hectáreas, según datos del año 2003, las cuales se comparan favorablemente con las 5.239 hectáreas existentes en 1994, lo que significa que dicha superficie prácticamente se duplicó en el período. Ello, no obstante la fuerte competencia con los terrenos urbanos, lo que cambia radicalmente el valor de la tierra, fenómeno presente en el Valle del Maipo.

Con un total de 305 predios con vides para vinificación, hay una gran concentración de viñas en las provincias de Cordillera, Maipo, Melipilla y Talagante, aunque existen importantes viñas en comunas como Peñalolén y La Pintana, donde se encuentran más de 320 hectáreas de viñedos de alta calidad.

Resulta bastante marcada la incidencia de viñedos de tamaño superior respecto del promedio nacional. Esto se explica, en gran parte, por el hecho que en la Región Metropolitana se concentran las principales empresas vitivinícolas con sus centros de elaboración y envasado.

En cuanto a bodegas, de las 451 existentes en Chile, el 19,3% se ubica en la Región Metropolitana. Ésta reúne el 31% de la capacidad de barricas del país; el 25,82% de la capacidad de guarda en cubas de madera; el 20,48% en acero inoxidable; el 9,41% en cemento epoxicado y el 36,88% de “otros”.

Considerando que la Región Metropolitana concentra el 17% de la capacidad de guarda del país y menos del 10% de la superficie plantada con viñedo, se desprende que esta Región vinifica, elabora y comercializa -tanto nacional como internacionalmente- una cantidad significativamente superior a la producción originada desde sus viñedos.

Por otra parte, la industria vitivinícola de la región se ha ido incorporando a los procesos de producción limpia y ya existen 40 bodegas que participan en acuerdos de producción limpia, especialmente con relación al tratamiento de aguas servidas.

En el negocio vitivinícola de la Región Metropolitana de Santiago se identifican 19 áreas de negocios directamente relacionadas con la producción de uva y la elaboración y la comercialización del vino. Éstas totalizan inversiones por más de 378.000 millones de pesos y gastos anuales por casi 90.000 millones, mientras que el valor total del vino alcanza los 119.700 millones de pesos, según estudios de 2004.





Volver Índice Noticias