Imágenes    Sala de Prensa    Eventos    Personas & Ideas    Foros    Vínculos    Mercado del Valle    Tiempo Libre    Suscripciones 


La polémica relación comercial entre la chilena EFE y la española Renfe (La Tercera. 19.06.05) - 23/06/2005

La empresa estatal chilena compró trenes de segunda mano, sin licitación pública y que estarían presentando fallas
La polémica relación comercial entre la chilena EFE y la española Renfe

Cuando Luis Ajenjo asumió la presidencia de EFE le llegaron rumores sobre las transacciones con Renfe. Averiguó y quedó tranquilo. Pero muchos aún no lo están.

El jueves 9 de junio un grupo de pasajeros esperaba en la Estación Central el tren Terrasur para viajar a Chillán a las 8.30. Pero al andén no llegó uno de los modernos carros de servicio que inició funciones en 2001: apareció una de las viejas locomotoras. Las explicaciones ese día apuntaban a "máquinas en reparaciones". Una situación que empleados de la misma empresa califican de "frecuente" y que sería ocasionada por el desgaste excesivo de máquinas que son de segunda selección. Eso, pese a que la empresa oficialmente informó que de siete trenes a Chillán, tres han estado en mantención hasta el 17 de junio. Y uno de esos tres sólo estuvo un día en la maestranza.

Lo curioso es que Terrasur -en sus rutas Santiago-Chillán y Santiago-Temuco- es uno de los servicios más modernos de EFE, cuya implementación ha sido anunciada con bombos y platillos. Sólo para la versión Temuco se invirtieron el 2003 unos US$ 25 millones en trenes reacondicionados desde España. La compra se hizo a la misma empresa que vende las máquinas a EFE desde 1980: la estatal Renfe. Muchos critican que esta adjudicación nunca haya pasado por una licitación.

La alternativa

"Adquirir equipos de segunda mano se ha convertido en la gran posibilidad de modernizar el servicio ferroviario", asevera el presidente de EFE, Luis Ajenjo. Sin embargo, está consciente de que la ausencia de licitaciones alimenta rumores de manejos poco escrupulosos y máquinas de regular calidad. Tan claro lo tiene, que cuando asumió la presidencia de EFE se dedicó a averiguar sobre esta relación comercial que incluye un contrato exclusivo de mantención de los trenes: viajó a España, vio contratos, conversó con gente. Hoy cree que todo está en regla. "Nosotros negociamos directamente con Renfe. Acá no hay intermediarios ni comisionistas", señala. El se relaciona directamente con uno de los directores de la firma, Apolinar Rodríguez.

Pero no todos comparten su fe.

Roberto Darrigrandi, quien fue director de la empresa hasta 1995, afirma que la ausencia de licitaciones ha provocado controversias. "En un mundo globalizado, el mercado puede ofertar la venta de equipos nuevos o rehabilitados en condiciones integralmente ventajosas", explica. Sin embargo, el ex presidente de EFE Nicolás Flaño -quien viajó varias veces a España a comprar o mirar trenes- asegura que licitar no es simple: "Nunca ha habido una oferta distinta para Chile que no sea la de Renfe".

Concuerda el director Alex Fernández: "No hay presupuesto para trenes nuevos ni otros proveedores de máquinas usadas que tengan el tamaño de la trocha chilena", refiriéndose al tamaño de los rieles. En Chile éstos son más anchos que en la mayoría del mundo. Con España es compatible.

Pero expertos creen que se podría comprar a cualquier empresa y después reacondicionar a tamaño chileno. Oscar Sepúlveda, quien trabajó en EFE y que ahora es asesor privado, cuenta que "en Chile la maestranza Casagrande Motori retrochó las 12 locomotoras de 1,40 a 1,676 (metros) para Fepasa". Una fuente de esa empresa de carga asegura que sí hay oferta de trenes para EFE. Ese interés quedaría demostrado en la licitación que se realizó para el de Valparaíso, el Merval: postularon los mayores fabricantes del mundo (Bombardier, Siemens, Alstom, las españolas Caf y Renfe). Ganó Alstom. "Cualquiera de ellos querría vender a EFE también", agrega la misma fuente. Ajenjo no lo ve así. Cree que estos grandes fabricantes están más preocupados de vender miles a la gigante China que unos pocos trenes a Chile.

Sin gangas

Comprar usado es generalmente más barato. Pero en este caso, la regla no sería tan clara. Según la empresa, un tren usado cuesta la mitad que uno nuevo. Un tren de tres coches para Terrasur (Chillán) vale US$ 3,4 millones, como consta en una publicación de la Corporación Andina de Fomento. El experto en Transporte de la Cepal Ian Thomson seleccionó 27 modelos comparables a este tren (técnicamente llamado UT 444). El más barato costaba US$ 1,3 millón y el promedio llegó a US$ 2,2 millones. O sea, los US$ 3,4 millones no serían ninguna ganga, aunque tengan incluida la mantención por un lapso de tiempo. "Me gustaría colaborar con EFE para solucionar el problema", agrega Thomson.

El diputado de la Comisión de Transportes de la Cámara Patricio Hales (PPD) cuenta que no han revisado el negocio entre EFE y Renfe quejándose de las escasas facultades investigadoras que tiene la comisión. "No hay un canal entre las compras que hace el gobierno y la Cámara de Diputados. No tenemos cómo saber", se lamenta.





Volver Índice Noticias