Imágenes    Sala de Prensa    Eventos    Personas & Ideas    Foros    Vínculos    Mercado del Valle    Tiempo Libre    Suscripciones 


Corfo desarrolla programa vitivinícola para el Valle del Maipo (El Mostrador 02.06.05) - 03/06/2005 (Texto Original)

El Programa Territorial Integrado “PTI Vitivinícola Valle del Maipo” es un instrumento de Corfo, cuyo objeto es articular el trabajo del sector público y privado para mejorar la calidad y competitividad de la industria vitivinícola.

Como estrategia de mejoramiento de la imagen y competitividad de los vinos chilenos -especialmente de las regiones Metropolitana, de Valparaíso, O’Higgins y Maule-, la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO) está impulsando varios Programas Territoriales Integrados (PTI), instrumentos orientados a impulsar la realidad productiva de una zona geográfica determinada, esto a través de la ejecución de programas de fomento que contribuyan a mejorar la gestión de las empresas, especialmente las pymes del sector.

Es así como en el marco del “PTI Vitivinícola Valle del Maipo”, actualmente en su etapa de diseño, se realizaron tres estudios de gran interés para la industria del vino, los cuales fueron analizados en un taller de trabajo organizado por la Dirección Regional Metropolitana de CORFO, con la participación de diversas entidades gremiales del sector como la Corporación Chilena del Vino (CCV), la Asociación de Viñas de Chile y ChileVid.

Entre los estudios realizados con el objeto de apoyar al sector vitivinícola destacan: Identificación de la Cadena del Valor en la Industria Vitivinícola del Valle del Maipo y Zonas Aledañas, el cual describe detalladamente todas las etapas de la producción de viñedos y elaboración de vinos, calculando que existe en este sector empresarial una inversión de US$ 651.874.972 y egresos operacionales anuales del orden de US$ 155.112.656.

En cuanto a la comercialización, el informe señala que la zona en estudio es mayoritariamente exportadora de vinos, teniendo como principales destinos los mercados de Europa y América del Norte. Asimismo, revela la generación de 3.863 empleos de operarios permanentes para el cultivo del viñedo y 180 operarios permanentes para la vinificación, elaboración y envasado, a lo que hay que agregar los mandos medios y profesionales ligados al rubro.

Según dicho análisis, los temas que debieran potenciarse para el desarrollo de la actividad son, entre otros: una adecuada caracterización de origen en la Región Metropolitana; el desarrollo del turismo Enológico; el posicionamiento de Santiago como una de las capitales mundiales del vino; e investigación, educación y transferencia en materia vitivinícola.

Por otro lado, el estudio Desarrollo de un Programa de Apoyo a la Innovación en la Industria, analiza el estado del arte y las necesidades desarrollo e innovación del sector, promoviendo el desarrollo tecnológico en busca de lograr mayor competitividad y equidad, enfocándose en la necesidad de un esfuerzo cooperativo y multidisciplinario de investigación, de comunicación, de desarrollo tecnológico y educación.

Éste propone las siguientes acciones específicas: realizar investigación aplicada por ejemplo en producción sustentable, trazabilidad, maduración de la baya, aplicación de agroquímicos, optimización de aroma y color, manejo de fermentación alcohólica, entre otros; disponer de un sistema para difundir información técnica–económica; desarrollar productos tecnológicos patentables; e impulsar la formación de capital humano calificado en la industria. Todo lo anterior para lograr la calidad y la tipicidad o diferenciación del producto, con costos de producción razonables y en perfecta comunión con el medio ambiente.

Por último, el proyecto sobre la creación de un Centro de Formación Técnica (CFT) del Vino, realiza un estudio de factibilidad para la creación de una institución especializada que opere en la zona del Valle del Maipo y permita solucionar los requerimientos de formación y capacitación de ejecutivos, técnicos medios y operarios en la zona y al rededores, necesarios en las diferentes industrias que participan, directa e indirectamente, en la cadena productiva del vino.

Esta investigación dio por resultado la viabilidad económica y financiera de dicho CFT, como un proyecto educacional estructurado de acuerdo a las necesidades del sector vitivinícola.





Volver Índice Noticias