Imágenes    Sala de Prensa    Eventos    Personas & Ideas    Foros    Vínculos    Mercado del Valle    Tiempo Libre    Suscripciones 


Reevalúan proyecto de aeródromo en Buin (El Mercurio, 16 de marzo del 2005) - 21/03/2005 (Texto Original)

UZIEL GÓMEZ

Seguir o no es la difícil encrucijada en que está el proyecto San Gregorio, más conocido como aeródromo de Buin.

"El proyecto está en su fase de evaluación y reevaluación técnico-económica. Puede resultar que esa reevaluación diga que el proyecto no es viable o que lo es", dijo Jorge Echeverría, gerente general de la empresa Silos de Nazareno y brazo derecho del financista Max Marambio.

El problema central radica en que los costos presupuestados en 2002 han sido ampliamente superados, debido a gastos en defensa jurídica, consultorías y a las medidas de mitigación acústica exigidas por la Conama.

El ejecutivo reclama "competencia desleal" de la pista de Colina, que habilitará el Ministerio de Obras Públicas para los pilotos privados.

El destino final del aeródromo de Buin sólo se conocerá a mediados de este año.

Jorge Echeverría se lleva sus manos a la cabeza, se reacomoda en su cómoda silla con posadera, mira fijamente y exclama: "No entiendo por qué hay tanta oposición al aeródromo de Buin".

Lo increíble, asegura, es que no existe ningún impedimento legal ni administrativo para comenzar las obras, porque tiene "todos" los permisos. Pero aún así, la bola de nieve en contra del proyecto sigue rodando y arrasando.

La misma "bola" que ha generado una "desviación presupuestaria importante", según dijo.

Hasta ahora, los hechos parecen dañar el aeródromo reemplazante "natural" de Cerrillos, el que según el Ministerio de Vivienda cerraría en junio próximo, para comenzar a construir el Portal Bicentenario.

"Golpe bajo"

Y es que la habilitación del aeródromo de Colina, donde el ex ministro de Obras Públicas Javier Etcheberry anunció que invertirá un millón de dólares para el uso de los pilotos privados, es otro "golpe bajo" a la pista del empresario Max Marambio.

"Se deberá despejar si el MOP, con recursos de todos los chilenos, construye un aeródromo público para el uso de los privados", se preguntó Echeverría.

Ello, porque si los pilotos tienen un lugar "gratis" donde llevar sus aviones cuando se clausure Cerrillos, obviamente no querrán pagar por "nuestras instalaciones", explicó.

Ahora están sacando cuentas, porque la inversión en la mitigación acústica para 200 casas, colegios y obras del sector no está medida. El proyecto sólo se definirá luego del cierre del aeródromo de Cerrillos.





Volver Índice Noticias